YOU ARE AN IRONMAN !!!

Mar, 24/05/2016 - 16:30 -- UCA
Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Oscar Aguilar participó este fin de semana en el ya mítico Ironman de Lanzarote y que mejor manera de saber cómo lo hizo que contado por él mismo:

''You are an Ironman!!!

Esas son las deseadas palabras que escuchas al cruzar la meta. En ese preciso instante olvidas por arte de magia los 226 km que llevas recorrido entre los tres sectores y cualquier dolor físico a causa de más de 10 horas de competición. Pero antes de cruzar la meta volvamos al principio del día; comenzaba a las 4 de la mañana, en pie para el desayuno con cara de sueño y obligando al estómago a comer en una hora que está más acostumbrado a la inactividad del descanso que al estrés que le estamos sometiendo. Último repaso del material que tenemos que llevarnos y salimos hacia boxes.

6:10 am nos enfundamos el neopreno y nos ponemos a calentar ya en la arena de Playa Grande, cuando te metes en el agua a las 6:30 para calentar dentro del agua aún es de noche. Caras de tensión en la salida, sonrisas, gritos y pistoletazo! Casi 2000 personas lanzándose al mar intentando buscar su sitio como si no hubiera océano por delante, me abro un poco de la trazada para no recibir más golpes de los habituales lo que a la postre me hace hacer más metros de la cuenta, aun así, cuando solo llevábamos unos 300-400 metros pasé el peor momento de la prueba, me quedo sin aire y no puedo respirar, me paro, me comprime el neopreno y empieza a agobiarme la falta de oxígeno, me relajo, reanudo la natación sin usar las piernas y poco a poco ya vuelvo a respirar normal y puedo nadar lo mejor que sé. Pese a ese mal momento, los primeros 2000 metros se me pasan relativamente rápidos, solo un fuerte golpe en la cara que me saca las gafas de la cara, pero pronto las coloqué y seguí nadando.

1h:10:54 y empezamos la primera transición, el comienzo del sector de bici se hace muy duro, viento de cara fuerte y subidas constantes. En el único punto donde nos cruzamos con demás triatletas tengo la oportunidad de cruzarme con los primeros, Frodeno (campeón del mundo), Raña... Qué suerte competir junto a los profesionales de este deporte! El circuito de bici es un rodeo a la isla de Lanzarote, es como hacer turismo, creo que es de los mejores que he visto, por ser a una vuelta y por el recorrido en sí, que te muestra el paisaje volcánico de la isla y pasa por sitios como el parque nacional del Timanfaya o el mirador del Río, con la Isla Graciosa a tu izquierda, preciosas vistas, al menos alivian el sufrimiento por el esfuerzo que vas realizando. Hasta el kilómetro 120 el viento no dio tregua y nos fue desgastando poco a poco, justo en los kilómetros donde se concentraba la mayor parte del desnivel acumulado de la prueba. Una vez coronado el mirador del Río quedan 60 km bastante favorables que aprovechamos para comer e hidratarnos para la carrera a pie.

Con casi 7 horas y media de competición llego a la T2. Los voluntarios de la prueba te reciben como a un profesional, te cogen la bici casi al vuelo y solo te tienes que preocupar de correr hacia la carpa para cambiarte de zapatillas mientras una voluntaria te echa protector solar y ponerse a correr.

Última  parte del Ironman. Son las 2 y media de la tarde y "solo" queda correr una maratón (42,2 km), con un sol de justicia, humedad y casi 400 metros de desnivel. Me pongo a correr sin pensar lo que quedaba por delante y consigo mantener un ritmo bastante cómodo. Ciertamente ayuda mucho la cantidad de público animando en las calles de Playa del Carmen y correr junto al mar hace más ameno los kilómetros, sin perdonar un solo avituallamiento se va acercando la meta. Solo quedaba ya entrar por la alfombra que conduce al arco de meta y escuchar YOU ARE AN IRONMAN!

Mucha alegría por finalizar este tipo de prueba, y que te reciba tu pareja en meta con un beso, después de muchos meses de preparación, al final, ese día es como el "sprint" final, un "sprint" de 226 km, pero después de tantos días y horas de entrenamiento sólo queda disfrutar del día''.

Nuestra más sincera enhorabuena a Oscar por su hazaña, que la terminó en 11h 10',un gran tiempo en uno de los triatlones de larga distancia más duros de Europa.